Receta del mejor Roscón de Reyes con Dulcie | Dulcie
15618
post-template-default,single,single-post,postid-15618,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Receta del mejor Roscón de Reyes con Dulcie

Receta del mejor Roscón de Reyes con Dulcie

El Día de Reyes está cargado de tradiciones y costumbres. Una de ellas es comer en familia un roscón de reyes que esconde dos figuritas: el haba y el rey. El que encuentra el rey se pondrá la corona que decora el roscón y el que descubre el haba tendrá que encargarse de llevar el roscón de reyes el próximo año.

Este año nos ha tocado a nosotros y hemos decidido hacerlo en casa para que sea más sano y saludable. Además endulzando con Dulcie evitamos calorías y grasas de más. Os dejamos la receta que hemos seguido para nuestro roscón de reyes.

Ingredientes

550 g de harina de fuerza

25 g de levadura prensada

100 g de leche

170 g de mantequilla blanda

150 g de Dulcie

2 huevos grandes

½ copita de ron (opcional)

30 g de agua de azahar

Piel de un limón y de una naranja (recién ralladas)

1 pizca de sal

Para decorar

Fruta escarchada

1 huevo

Dulcie humedecido con agua de azahar

Almendra laminada

Paso a paso para la elaboración de nuestro roscón de reyes:

Calentamos la leche a 40ºC, añadimos la levadura prensada y deshacemos bien en la leche.

Añadimos 50 gramos de harina y amasamos formando una bola.

Ponemos la bola en un recipiente tapado con un trapo húmedo y dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen.

Mientras, formamos un volcán con la harina restante e incorporamos el resto de los ingredientes. Amasamos todo hasta obtener una masa compacta.

Una vez conseguido esto, incorporamos la bola con levadura reservada y mezclamos bien. Si vemos que se nos queda demasiado húmedo y se pega, podemos ir añadiendo algo más de harina de fuerza.

Hacemos una bola con esta masa y colocamos en un recipiente tapado, cerca de una fuente de calor, aproximadamente una hora y media, o hasta que doble su volumen.

Una vez doblado el volumen, volveremos a amasar un poco para darle su forma definitiva. Es preciso hacer primero una bola a la que haremos un agujero en el centro que iremos estirando para hacer la forma del roscón.

Éste es el momento de introducir la ‘sorpresa’ que deberá estar debidamente envuelta en papel film.

Colocamos el roscón en una fuente de horno, sobre papel sulfurizado, y dejaremos fermentar dentro del horno durante otra hora aproximadamente o hasta que doble su tamaño a una temperatura de unos 40ºC.

Pasado ese tiempo, sacamos el roscón y subimos la temperatura del horno a 180ºC, calor arriba y abajo. Mientras coge temperatura, podemos decorar el roscón. Primero pintamos la superficie con huevo batido, procurando no apretar la masa, y después colocamos las frutas escarchadas, nuestro endulzante humedecido y las almendras laminadas.

Metemos de nuevo el roscón en el horno, a 180ºC, durante unos 20 minutos. ¡Listo para sorprender!

Sin comentarios

Publica un comentario