Azúcar, amenaza escondida (Parte I) | Dulcie
15562
post-template-default,single,single-post,postid-15562,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Azúcar, amenaza escondida (Parte I)

Azúcar, amenaza escondida (Parte I)

La Organización Mundial de la Salud acaba de publicar un nuevo informe titulado “Las políticas fiscales para la dieta y la Prevención de Enfermedades Transmisibles (ENT)”. En él recomiendan aumentar un 20% los impuestos sobre las bebidas azucaradas. Este informe se suma a la recomendación hace un mes, por parte de la misma Organización, de reducir el consumo máximo diario de azúcar a los 25 gramos. En la misma línea en 2015 lanzaba una directriz mundial para reducir la ingesta de azúcares libres.

Con estas medidas se intenta disminuir el riesgo de obesidad, la diabetes tipo 2 y la caries dental, entre otras enfermedades. En cuanto a la obesidad, los estudios señalan que la sufre el 54% de la población española, y en el caso de los más pequeños un 43%, porcentaje solo superado en Europa por Reino Unido.

La comunidad científica lleva años avisando: “el azúcar podría ser mucho más peligroso de lo que creemos.” Además de los mencionados problemas de obesidad y diabetes, nuevos estudios la relacionan como causante de problemas cardíacos. Las personas que consumen el 25% o más de calorías de azúcar tienen casi tres veces mayor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

Con estas alertas se quiere concienciar sobre la falta de conciencia crítica y la falta de costumbre de leer e interpretar los etiquetados de los productos, así como de las artimañas que se utilizan para que ese etiquetado no sea fácilmente interpretable.

Asociamos el azúcar al que se toma a cucharadas, pero no somos conscientes del otro azúcar, el que permanece escondido y disimulado, alerta la comunidad científica. Incluso en los productos que no son dulces, como el ketchup.

dulcie-el-azucar-es-malo-2

¿Sabemos realmente a cuántas cucharadas de azúcar equivalen los productos que consumimos?

Estas son algunas de las numerosas razones para reducir el azúcar, especialmente en la dieta de los más pequeños. Motivos que han llevado a algunos países a poner en marcha elevados impuestos sobre productos edulcorados. México, Francia o Italia son algunos ejemplos de aumento de impuestos en bebidas azucaradas. En Hungría ese impuesto ha recaído sobre los productos envasados con alto contenido en azúcar, sal o cafeína. Otros, como Reino Unido, Filipinas o Sudáfrica han anunciado ya su intención de aplicar este tipo de impuestos.

Sin comentarios

Publica un comentario