Azúcar, amenaza escondida (parte 3) | Dulcie
15648
post-template-default,single,single-post,postid-15648,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Azúcar, amenaza escondida (parte 3)

Azúcar, amenaza escondida (parte 3)

Estás a dieta. Otra vez. Quieres quemar esos kilos de más que te sobran porque crees que si no no lucirás bien el bañador en verano. Te has puesto un régimen más exigente que un comandante de la marina y haces más ejercicio que en cualquier cuartel. Sin embargo, y a pesar de todo el esfuerzo, las gotas sudadas sigues sin obtener los resultados esperados.

Quizá el problema está en que no te has fijado en el azúcar escondido.

sinAzucar.org es un proyecto artístico que pretende mostrar mediante la fotografía la cantidad de azúcar libre que tienen en su composición muchos de los alimentos que consumimos habitualmente. La idea es sencilla: se fotografía el producto junto a la cantidad de azúcar que contiene en terrones, usando el mismo lenguaje visual que emplea la industria para vendernos sus productos. Fotografía limpia, iluminación cuidada, retoque atractivo, impacto visual, etc.

Las recomendaciones de la OMS no se aplican al consumo de los azúcares intrínsecos presentes en las frutas y las verduras enteras frescas, aunque sí a sus zumos o concentrados de zumo de frutas.

En la nueva directriz sobre la ingesta de azúcares para adultos y niños (Guideline: Sugars intake for adults and children) de la Organización Mundial de la Salud se recomienda reducir el consumo de azúcares libres a lo largo del ciclo de vida. Tanto para los adultos como para los niños, el consumo de azúcares libres se debería reducir a menos del 10% de la ingesta calórica total. Una reducción por debajo del 5% de la ingesta calórica total produciría beneficios adicionales para la salud.

Por ejemplo, un adulto que consuma 2000 calorías debería reducir a menos de 25g el consumo de azúcares libres, lo que equivale, aproximadamente, a menos de 6 terrones de 4g.

La comunidad científica lleva años avisando: “el azúcar podría ser mucho más peligroso de lo que creemos.” Con estas medidas se intenta disminuir el riesgo de obesidad, la diabetes tipo 2 y la caries dental, entre otras enfermedades.

Sin comentarios

Publica un comentario